img

Blog Mascotas

imagen principal post blog de mascotas

Salud

Aprendé a cuidar a tu perro del frío

Llegó el frío polar y los animales al igual que nosotros, lo sienten. En esta temporada combatimos las bajas temperaturas con mucho amor, abrazos perrunos y con algunos consejos que van a ayudarte a mantener a tu compañero cuidado y sano.

¿Tu perro tiene frío?

Es imposible decir a ciencia cierta a qué temperatura los perros tienen frío; dado que cada raza es diferente, las características de cada una serán distintas. El clima ideal para cada perro, dependerá entonces de su tamaño, pelaje como también de su edad, su condición física, su estado de salud, etc.


Sin embargo, existen unas cuantas señales que podemos aprender a leer para entender si efectivamente nuestro fiel compañero está sufriendo o no por las bajas temperaturas.

  • La sequedad en la piel puede ser un indicador. Además muchas veces esta se requiebra y eso puede lastimarlo o generarle picazón.
  • El sueño y la respiración lenta pueden estar diciéndote que tu mascota está sufriendo por el clima. Simplemente tené en cuenta que estos también son síntomas de otras cosas que le pueden estar pasando. Habrá que tratar de entender el contexto para saber a qué se deben exactamente y aprender a leer todas las señales.
  • El cuerpo también puede expresarse a través de temblores o de la rigidez en los músculos. Estos últimos, al igual que los humanos, tienden a tensarse y contraerse por la falta de calor.

¿Como combatir el frío?

Pasar la temporada helada de manera segura y placentera sí es posible. Solamente hay que realizar algunos pequeños cambios de hábitos que tendrán un gran efecto en la vida de nuestras mascotas.



En épocas cercanas al invierno evitá cortar demasiado su pelo. Recordá que esta es una de las principales barreras que tienen los perros para combatir el frío y los ayuda a regular su temperatura corporal.
También podés ayudar a mantenerlos abrigados con mantas y colchas en su sitio a la hora de dormir. Estas van a darles una sensación de calor y contención en todo momento.
Los chalecos, gorros, sweters y hasta capas, también son grandes aliados, especialmente cuando vayas a dar una vuelta a aire libre. Así complementás a equilibrar su termómetro corporal y que estén calentitos y cuidados en todo momento.

Acondicionar el espacio es clave, tanto como para los perros como para los humanos. Lo ideal será mantener una temperatura agradable – pero no sofocante – en donde no haya corrientes. Además es importante airear continuamente los espacios y permitir la circulación de aire, sobre todo durante el día, en los momentos más cálidos.

Otro de los cambios que podés adoptar, es elegir el horario de los paseos con tu perro. Salir y ejercitarse es importante, pero poder hacerlo en los horarios menos fríos también.
Optá por momentos en los que el sol los acompañe y haga más placentera su caminata. En todo caso, y sólo por este período, esta hasta puede ser un poco más corta que lo habitual y compensarse con juegos y actividades dentro de casa.

Lo mismo pasa con los baños; se recomienda hacerlos con agua tibia en un sitio calefaccionado en el cual tu mascota no tome frío. Puede ser un espacio cerrado en el cual pueda quedarse al menos hasta que esté completamente seco, para no atravesar un cambio brusco de temperatura.
Podés sumar a esta rutina una crema hidratante especial para animales que mantenga la humedad en su cuerpo. Siempre consultá con su médico veterinario cuales son las que más convienen.

Por último,  y sobre todo en cachorros o en perros más ancianos, es ideal sumar un masaje sobre los músculos luego de que estos hayan estado expuestos a las bajas temperaturas. Uno de los indicadores del frío es la contracción de ellos y pequeños movimientos sobre la zona harán que se relajen y vuelvan a su condición normal.

Tené en cuenta que los perros también pueden resfriarse, contraer bronquitis, laringitis o hasta pulmonía… así que no des por sentado el clima y tomá los recaudos necesarios para que tu mascota atraviese este invierno de manera placentera y bien abrigado. 

¡Mejor prevenir que curar!

Con nuestro Newsletter enterate antes que nadie de cada nota nueva.